La Secretaría de la Función Pública como el personaje Bíblico “Lázaro” de la muerte a la vida

La Secretaría de la Función Pública como el personaje Bíblico “Lázaro” de la muerte a la vida

 

Introducción

 Mediante el Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación del 2 de enero de 2013, se reformaron los artículos 26, 31, 37, 44, y 50 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal mediante, a fin de desaparecer y transferir las atribuciones de la Secretaría de la Función Pública a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Dichas reformas nunca entraron en vigor ya que en términos del Transitorio Segundo de este Decreto, entrarían en vigor en la fecha en que el órgano constitucional autónomo que se proponía crear en materia anticorrupción entrara en funciones. Sin embargo resultó necesario derogar dicho artículo transitorio, así como adecuar las facultades de la SFP para que fueran acordes con el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción, lo cual  quedó plasmado en el “Decreto por el que se reforma y deroga diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal en Materia de Control Interno del Ejecutivo Federal”, publicado en el Diario Oficial de la Federación del 18 de julio del 2016.

En este sentido las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, fortalecen a la Secretaría de la Función Pública para la prevención y combate de la corrupción.

 

Auditoría Interna (reglamento interno de la secretaría de la función pública)

Órgano Interno de Control

Se encuentran comprendidos los órganos internos de control de los entes públicos de los poderes Ejecutivo (Dependencias, Procuraduría General de la República, organismos desconcentrados, entidades paraestatales).

De conformidad a la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación el artículo 4, fracción XXV define al órgano interno de control como “las unidades administrativas a cargo de promover, evaluar y fortalecer el buen funcionamiento del control interno en los entes públicos, así como de la investigación, substanciación y, en su caso, de sancionar las faltas administrativas que le competan en los términos previstos en la Ley General de Responsabilidades Administrativas”

Los Órganos de Control Interno, se ubican al interior de las Entidades o Dependencias y su ámbito de competencia se circunscribe exclusivamente al órgano en el cual se encuentran, sin embargo tienen una dependencia funcional de la Secretaría de la Función Pública. De hecho la Secretaría de la Función Pública tiene competencia para designar y remover a los titulares de los órganos internos de control, los que dependen jerárquica y funcionalmente de la misma.

Fiscalización Previa

En las Normas Profesionales de Auditoría del Sistema Nacional de Fiscalización emitidos en 2014 se estableció que “La labor de fiscalización previa, realizada en lo general por los órganos de auditoría interna, se constituye en una herramienta preventiva para contribuir al buen uso de los recursos públicos dentro de la gestión gubernamental.

 Los órganos responsables de la auditoría interna se establecen en el seno de los diferentes entes públicos y dependen de los titulares. No obstante, deben gozar, de, al menos, autonomía técnica; y sus integrantes deben ejercer su función con independencia.

Los objetivos de la auditoría interna son diferentes a los de la auditoría externa. Sin embargo, ambos tipos de auditoría promueven el buen desempeño del sector gubernamental al contribuir a la transparencia y a la rendición de cuentas sobre el uso de los recursos públicos, así como a la economía, eficiencia y eficacia. Esto brinda oportunidades de coordinación y cooperación, así como la posibilidad de eliminar la duplicación de esfuerzos.”

Auditoría Externa (Reglamento Interno de la Secretaría de la Función Pública)

 La auditoría externa la practica una firma de auditores externos independientes registrada y designada por la Secretaría de la Función, dicha firma emite una opinión sobre la información contable y presupuestaría del ente público revisado.

Dicha auditoría, la cual se podría catalogar como buena práctica, únicamente es realizada por el Poder Ejecutivo Federal en las entidades paraestatales, no así en la información contable y presupuestal del Poder Ejecutivo Federal, Poder Legislativo: Cámara de Diputados y Cámara de Senadores, Poder Judicial: Suprema Corte de Justicia de la Nación, Consejo de la Judicatura Federal y Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y Órganos Autónomos.

Evaluación de la Gestión Gubernamental (Reglamento Interno de la Secretaría de la Función Pública)

El artículo 95 primer párrafo del Reglamento Interior de la Secretaría de la Función Pública establece que el Secretario designará para el mejor desarrollo del sistema de control interno y la evaluación de la gestión gubernamental a los delegados y subdelegados ante las dependencias, incluidos sus órganos administrativos desconcentrados, y la Procuraduría General de la República, y a los comisarios públicos ante los órganos de gobierno o de vigilancia de las entidades paraestatales.

 Delegados ante las Dependencias del Poder Ejecutivo Federal

Son los encargados principalmente de analizar los riesgos de corrupción, el nivel de transparencia y de rendición de cuentas y sugerir e impulsar acciones de mejora; y presentar ante los titulares de las dependencias, un reporte que contenga el análisis del desempeño de la institución; y promover que las dependencias lleven a cabo acciones en materia de ética e integridad, a fin de prevenir conductas contrarias a las disposiciones que rigen el ejercicio de la función pública, así como conflictos de interés de los servidores públicos.

 Comisarios Públicos ante los Órganos de Gobierno o de Vigilancia de las Entidades Paraestatales

Son los encargados principalmente de analizar los riesgos de corrupción, el nivel de transparencia y de rendición de cuentas y sugerir e impulsar acciones de mejora; revisar y opinar los informes de autoevaluación que formulen las entidades y dar seguimiento al cumplimiento de las recomendaciones formuladas; y promover que las entidades lleven a cabo acciones en materia de ética e integridad, a fin de prevenir conductas contrarias a las disposiciones que rigen el ejercicio de la función pública, así como conflictos de interés de los servidores públicos.

 Auditoría Interna Gubernamental (Reglamento Interno de la Secretaría de la Función Pública)

De conformidad al artículo 26 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal para el despacho de los asuntos del orden administrativo, el Poder Ejecutivo de la Unión contará con la Secretaría de la Función Pública para la atención de los asuntos establecidos en el artículo 37 del mismo ordenamiento por lo que se da vida a la dependencia encargada del control interno en el Ejecutivo Federal.

Conclusión

La Secretaría de la Función Pública recuperó no sólo su importancia previa a su cuasi desaparición en el año 2013, sino que se incrementó la magnitud de su misión como integrante del propio Sistema Nacional Anticorrupción por tener a su cargo una misión regulatoria y de elaboración de políticas preventivas en el seno de la Administración Pública Federal que no tenía hasta entonces.